2.2.16


Sin título 
Ya vuelvo por aquí, con las pilas cargadas y muy muy feliz. Los últimos días están siendo muy buenos, y la verdad es que los necesitaba. Parece que últimamente las cosas empiezan a salir bien, después de algunas cosas que no salieron como esperaba. Pero lo importante es ser positiva -aunque me cueste-, poner soluciones y volverlo a intentar.
El fin de semana pasado fui a Bilbao en un viaje super express (ojalá hubiera ido más días). Con la excusa del concierto de Pablo López (el cual os recomiendo al 200%) pasé un par de días con Nagore y Olaia. Ya lo he dicho mil veces, pero no me canso de repetir que lo mejor de este mundo es conocer gente que te complete y te haga sentir bien, ya sea a 1 o a 400 kilómetros. 
En cuanto a las fotos, os enseño este vestido que me compré hace unas semanas por apenas 8€ en Zara. Le veo mil posibilidades (con zapatos de tacón, con botines como os enseño...)
Os dejo con las fotos, espero que os gusten.
Mil besitos♥♥

28.1.16


Ya os dije a principios de año que uno de mis propósitos era variar de vez en cuando la temática del blog, por lo que aquí estoy, con un post distinto y que espero que os guste.
Todas sabemos cuáles son los básicos que debemos tener siempre en el armario (blusas blancas, jeans, abrigos básicos, etc). Pero cuando hemos llenado nuestro fondo de armario, hay veces que no sabemos muy bien qué comprar para seguir llenándolo. Por eso hoy os enseño los que, para mí, son los imprescindibles que debemos tener después de haber comprado los básicos más básicos.

21.1.16


Sin título Siento muchísimo esta nueva desaparición, pero la universidad me ha mantenido metida en casa todas las vacaciones de Navidad y hasta el viernes pasado. La verdad es que ahora mismo tengo las pilas muy muy gastadas, así que necesito unos días -pocos, que hay que volver a estudiar- para cargarlas, relajarme, volver al blog y a todo lo demás. Por suerte, este fin de semana hago un mini viaje que me servirá para coger algo de aire y descansar (podréis seguir todo desde mi instagram, @ebhelena)
Hoy os enseño un outfit cómodo y que me encanta. Lo más especial es la chaqueta y los pendientes, que desde que me los compré, no me los quito ni un día. Os dejo con las fotos, que me hizo mi amigui Elena (si no lo digo, me mata♥)
Muuuucho amor y nos vemos muy prontito.

5.1.16


Primer post del año y bastante diferente a los del 2015 -y probablemente a los de los años anteriores también- y es que una de las explicaciones de esto es que este nuevo año, entre mis mil propósitos, se encuentra hacer posts diferentes y no tanto outfit, además de unir el blog y el canal de YouTube.
Otra explicación del este post es que el genial equipo de Japan Candy Box me envió esta cajita repleta de dulces japoneses, que ahora os enseñaré más detenidamente. 
Además, he hecho el unboxing, que para los que no lo sepan no es otra cosa que ir abriendo la cajita delante de la cámara, para que veáis todo en profundidad. 
Por último, y no por ello menos importante, es que vosotros también podréis probar una de estas cajas, totalmente gratis. Como os dije con el anterior sorteo, tenía muchas ganas de hacer otro, porque me quedé con muy mal sabor de boca. Así que en cuanto Japan Candy Box me dio la oportunidad del sorteo... ¡no pude decirles que no! Para participar, sólo tenéis que hacer clic aquí! os invito a participar, porque de verdad, merece muchísimo la pena!
Muuuuuuucho amor, y nos vemos muy prontito♥

30.12.15


Sin título Me encantan estos últimos días del año. Se respira otro ambiente, como de querer vivir un poco más que el resto del año, porque el tiempo se acaba. Se empiezan a hacer los propósitos del nuevo año con la esperanza de que este sea el año en el que definitivamente hagamos deporte, aprendamos inglés o dejemos de fumar. Y además, son unos días de hacer balance, de darnos cuenta qué hemos ganado, qué hemos perdido, en qué nos hemos convertido o qué errores hemos cometido.
Este año ha estado protagonizado por los cambios, y benditos cambios. Etapas que acaban y etapas que comienzan. Vértigo al tener que enfrentarte a realidades nuevas y satisfacción cuando ves que estás donde tenías que estar. Cambios de aires, tan necesarios muchas veces, cambios de personas, y en cierto modo, cambios de vidas.  Este 2015 he aprendido, y no sólo aquello que está en los libros y que me tuve que estudiar para la temida selectividad, si no de mí misma. He aprendido que soy más cabezota y perseverante de lo que creía, que los obstáculos muchas veces te ayudan, que la zona de confort es terriblemente aburrida, que más vale que te digan la verdad a tiempo, que vivir engañada, que hay veces que hay apartar gente de tu camino para seguir avanzado, que no hay que pesar tanto, ni planificar. He aprendido a valorar la amistad. La verdadera, la que te hace ser mejor, la que te aporta cosas positivas, la que confía en ti cuando tú no lo haces, la que por ella, eres capaz de cruzarte el país. La que te hace reír a carcajadas, la que sabe lo que piensas sin que tengas que decirlo, la que te abre las puertas de su casa sin pensarlo dos veces, la que te conoce mejor que tú misma.
Me he esforzado como nunca había hecho, y como nunca creía que podría hacer. Hacer todo lo posible por conseguir tu objetivo, y aun no habiéndolo conseguido -o tal vez sí, quién sabe- estar satisfecha contigo misma y saber que has hecho todo lo que estaba en tu mano para ello. No me arrepiento de haber dado el 200% de mí, así que este año los objetivos serán diferentes, pero mi esfuerzo será el mismo, o más.
Este año no ha sido un camino de rosas, obviamente. Ha habido días, y muchos, en los que he querido tirar la toalla, meterme en la cama y no salir en meses, llorar -para qué cambiar lo melodramática que soy-, pero en el fondo, ha sido un año maravilloso. Hoy, 30 de diciembre, puedo decir que este ha sido un grandísimo año. Con todas las cosas malas, pero sobretodo, con las buenas, que han sido más y mejores. Este 2015, he vivido. He reído, he llorado, me he emocionado, me he enfadado, he saltado, bailado, viajado, sentido. Para el 2016 sólo pido dos cosas: seguir siendo yo misma, a pesar de todo, y que todo el mundo que tengo ahora mismo siga conmigo. 
No puedo hacer otra cosa que dar las gracias a todos los que han aportado un poco a mi año. A los que han aportado cosas buenas, gracias por haber estado a mi lado, haciendo que sea un poco mejor cada día y soportando muchas cosas; a los que han aportado cosas malas, también gracias, sin más. Y a vosotros, gracias una vez más por estar siempre detrás de la pantalla a pesar de mi falta de constancia en muchas ocasiones, por cada comentario, cada visita... Gracias, de verdad.
Para despedir este año, no podría hacerlo de la mejor forma que sé que es enseñándoos el outfit que llevaré mañana para despedir este enorme año y recibir al que viene.
Espero que os guste y que tengáis una salida y entrada del año genial. Que riáis, disfrutéis y bailéis hasta que os duela todo el cuerpo.
Mil besos y muuuuuuuuuuuuuuuuuuuucho amor♥

16.12.15

Sin título

¡Qué ganas de volver por aquí! No sabéis lo muchísimo que he echado de menos ponerme delante de mi ordenador, con buena música de fondo y escribiros... Ha pasado tanto tiempo que casi no sé ni por dónde empezar. Han sido -y están siendo- unas semanas agotadoras, pero no he venido aquí para quejarme, porque de hecho, no puedo. No puedo quejarme porque a pesar de todo han sido unas semanas geniales, llenas de cosas buenas y de nuevas experiencias (que os contaré pronto, espero) Aparte de esto, también quería hablaros de mi último descubrimiento-obsesión musical, que no es otro grupo que IZAL, a los cuales les he robado la frase del título.
En cuanto al outfit que os enseño hoy, se trata de algo sencillo pero con un componente que llama la atención por sí solo: el abrigo. Es un estampado bastante complicado, pero que bien combinado, y siempre en pequeñas dosis, queda genial. También llevo un precioso collar que me regalaron en la inauguración en Salamanca de CLP, que podéis visitar en la Calle José Jáuregui 33-35, ¡y en muchas ciudades más!
Os dejo con las fotos, nos vemos muy pronto, lo prometo :)

24.11.15

Sin título Yo, que juré y perjuré que nunca me pondría un pantalón boyfriend porque era el pantalón más feo jamás hecho, aquí estoy, enseñandoos mi pantalón favorito, que obviamente, es un pantalón boyfriend. No es la primera vez que me pasa, debo reconocerlo, pero parece que no aprendo a nunca decir nunca. Supongo que algún día "curaré" este defecto mío de ponerme límites, aunque sepa a ciencia cierta que los peores límites son lo te pones tú mismo. Tengo otros mil defectos que curar, pero eso es otro tema...
Tenía tantas ganas de un pantalón diferente para salir un poco de mis amados-odiados pitillo que en cuento vi estos y vi que no me quedaban tan mal como pensaba que iba a pasar, los añadí a mi cesta de la compra el día de la inauguración de C&A en Salamanca. Lo he combinado con un jersey que compré también aquel día y converse, por lo que he conseguido un outfit bastante cómodo para ir a clase, por ejemplo. Para que no fuera excesivamente casual y masculino  le añadí un collar grande y poco más...
Estoy teniendo unos días un poco agotadores y difíciles, pero volveré lo antes posible, y sobretodo, con las pilas bien cargadas. Muuuucho amor♥